Es Jonquet: un pueblo de pescadores dentro de la ciudad

Es Jonquet es una de las zonas más hermosas de Palma, a la vez que es una de sus áreas más desconocidas. Situada cerca de una de las arterias urbanas y comerciales más importantes de la ciudad, la calle Jaime III, ha conseguido conservar el encanto de antiguo barrio de pescadores que todavía hoy encandila al paseante.

A pesar de ser un área aledaña a dos de las zonas con más movimiento y actividad de la ciudad, Santa Catalina y el Paseo Marítimo, Es Jonquet es todo lo contrario: un barrio de gran serenidad y quietud, donde el paseante puede recrearse en la vista de las casitas antiguas y de los molinos que, aún hoy, se erigen como símbolo del barrio.

Además, al estar situado en una parte elevada de la ciudad, ofrece al paseante unas vistas privilegiadas de la Bahía de Palma. Por tanto, si desea descansar por un momento del terraceo de Santa Catalina y el discotequeo del Paseo Marítimo, en Es Jonquet podrá huir del mundanal ruido.

Paseando por sus calles, se obtiene la impresión de que el tiempo no ha pasado por este barrio declarado Bien de Interés Cultural. Las blancas casitas mallorquinas de una altura otorgan a Es Jonquet de un carácter inconfudiblemente mediterráneo. Lo mismo ocurre con los tres molinos que todavía se yerguen oteando el mar, y acrecientan la sensación de tiempo detenido.

Esto lo saben bien las personas es Jonquet. Todavía las vecinas, al atardecer, salen de sus casas a las empedradas calles para pasar el tiempo en agradables tertulias. Una imagen discordante en la Palma actual, aunque, en el fondo refleje la verdadera naturaleza de la ciudad: una urbe moderna que no renuncia a la tradición.